Hay quien prefiere quejarse de lo mal que está todo y hay quien decide empezar a hacer algo hoy para mejorar su propia situación.

Tengo algo que ofrecerte, pero primero déjame que te cuente algo que te puede interesar.

Mientras espero a que mi hija Sofía salga del cole, hablo casi todos los días con una chica que también espera a que salga su hija.

Como ya van unos cuantos años de espera y conversaciones, cada vez me cuenta cosas más inspiradoras a las que presto mucha atención.

Recuerdo que antes del famoso confinamiento ella me contaba que se estaba aprovisionando por lo que pudiera pasar.

Un par de patas de jamón serrano, latas de conservas, detergentes, levadura y harina, detergentes, vegetales congelados…

A mí aquello me hacía gracia al principio, pero ya después no me hizo tanta gracia y salí corriendo, como la gran mayoría, creo, al súper mercado para aprovisionarme yo también.

Cuando llegué ya era tarde para ciertos productos.

Otros, como la mamá conversadora, ya lo habían hecho antes.

Vale. Eso me pasó por listillo.

El caso es que hace unos días me contó algo que hizo saltar mis alarmas.

Me dijo que desde aquel momento siempre ha mantenido e incluso aumentado la reserva de productos que tiene en casa.

¿Para qué? -le pregunté…

Nunca se sabe y además es inteligente prepararse para lo peor -me respondió.

Y es cierto.

Es inteligente prepararse para lo inesperado y es especialmente importante que en tu negocio estés preparado y pensando unos cuantos pasos por delante de lo que hacen los demás.  

Sobre todo en esta clase de tiempos en los que nos está tocando vivir.

 

(En esto estamos de acuerdo, ¿verdad?)

 

Pues hay un montón de personas que esto siguen sin verlo y cuando llegan tiempos como estos se ponen nerviosos, se repliegan, se asustan y se quejan de lo mal que va el mundo, de lo mal que van sus negocios, de lo malos que son sus clientes, de que Facebook ya no tiene alcance si no pagas, de que la publicidad en facebook o en cualquier red social está por las nubes…

Yo siempre cuento que hay algo que te va a hacer marcar la diferencia para que todas esas cosas de las que la gente se queja sean casi anécdotas y que tu negocio siga adelante en tiempos revueltos y que estés muchos pasos por delante cuando las aguas vuelvan a su cauce.

Se llama Email Marketing.

Hay quien dice que el email está muerto, que la gente no lee emails, que es algo pasado de moda.

Bien, pues yo te digo que no, que está más vivo que nunca y no sólo eso. 

Te va a hacer diferenciarte de tus competidores, del ruido de las redes sociales, destacarte más de la masa sin personalidad  y generar más ingresos que nunca.

Es casi imposible que no lo hagas si eres una persona normal y tienes un producto normal.

Eso sí, tienes que hacerlo bien, tienes que crear una imagen en las mentes de los demás que les mueva a confiar en ti y tienes que ser constante. Llueva o truene, haga viento o calma chicha, inflación o deflación, guerra o paz, virus de un tipo o de otro, esté de moda una red social u otra, tú a lo tuyo, email y a vender.

No me lo he inventado yo, es más antiguo que la Tana pero funcionó, funciona y funcionará.

Puedes creerme o no.

Es cosa tuya.

Pero si decides creerme y te das de alta en mi lista de correo, te doy acceso a una guía que te va a enseñar cómo puedes escribir una página «Sobre mí» con rapidez para que cuando algún posible cliente entre a cotillear, captes su atención de entrada, se la lea entera después y se quede con ganas de más.  De mucho más.

Después te mandaré un correo cada día en el que te contaré cosas sobre los fundamentos de la persuasión y el marketing para que aprendas Copywriting de verdad, no del de truquitos de mercadillo barato, y puedas aplicarlo para tu producto o servicio o acabes contratándome a mí para que te lo haga.

Aquí no hay trucos que aplicar ni atajos que coger.

Pero sí una manera diferente de contar las cosas que hace que el que te lea, vea perfectamente en su cabeza qué es lo que haces, cómo lo haces y quiera trabajar contigo. 

Si la quieres aprender, empieza por aquí.

Qué hay para ti en la Guía que te regalo:

  • Llamarás la atención de las visitas de tu web con una forma sencilla pero muy poco usada con la que conseguirás mejores clientes.

 

  • La clave que hará que tus visitas se queden mucho más rato leyendo y te elijan a ti.

 

  • Sabrás cuál es el verdadero objetivo de un buen titular y cómo puedes escribirlo bien aunque la escritura no sea lo tuyo.

 

  • Descubrirás qué tono tienes que emplear para escribir de manera que el que te lea te entienda. Esto se olvida con mucha frecuencia y es mortal.

 

  • Evitarás un error a la hora de contar a qué te dedicas, que cometen el 99,9% de las personas y empresas que tienen una página web y que les cuesta una parte muy importante de sus ventas. Muy importante.

 

  • Sabrás responder a una pregunta que conseguirá que el que esté buscando un perfil como el tuyo te elija a ti y no a otros. Sin dudarlo.

 

  • Un detalle que no puede faltar en tu página y que conseguirá incrementar tus ventas desde el mismo día que lo pongas a funcionar. A los 5 minutos.

Por último, si te das de alta en mi lista y accedes a la guía a la que te doy acceso, encontrarás una sorpresa. Un regalo exclusivo que no sé cuánto tiempo más va a durar y que si lo tuvieras que pagar te costaría 300€.

Es un regalo para premiar a los que hacen algo con lo que aprenden en la guía y que es muy valorado y apreciado por los que ya han pasado por ahí.

Si te interesa, viene de regalo con la “Guía para escribir una página Sobre Mí sin ser un pestiñazo” y lo puedes conseguir aquí.

Rafa Casas Copywriter